¿Cómo colocar la comida en la nevera para evitar el desperdicio de alimentos?

Muchas personas tienden a pensar que el desperdicio de alimentos es inofensivo para el medio ambiente solo por el hecho de ser desechos biodegradables. Lo que no saben es que en este proceso de biodegradación, están generando metano, el cual es un gas 21 veces más nocivo para el medio ambiente que el mismo CO2.

Se calcula que una familia puede llegar a tirar hasta 76 kilos de comida al año. En América Latina se calcula que el desperdicio anual es de 25 kilos por persona.

Colocar alimentos en la nevera

  1. Colocar los productos recién comprados detrás de los antiguos en el caso de que aún quedaran existencias de compras anteriores:
  2. Productos congelados: conservar a ser posible separados por familias (carnes, pescados, verduras, precocinados, postres), en su envase original y prestar atención a las condiciones de congelación en función de la potencia de los electrodomésticos.
  3. Carnes y pescados: Colocar en un recipiente hermético para evitar sequedad y mezclas de sabores y olores y guardar en la parte alta del refrigerador en la que la temperatura suele ser menor.
  4. Frutas y hortalizas: salvo en épocas de calor se mantienen bien a temperatura ambiente durante algunos días. El frío puede acelerar la maduración de algunos productos (plátanos y bananas, por ejemplo)
  5. Resto de productos frescos: conservar a la temperatura y condiciones indicadas por los fabricantes y, de no indicarse nada, preferentemente en el refrigerador o en un lugar fresco, seco y al abrigo de la luz directa.

A la hora de cocinar

La regla de oro para descongelar es sacar solo lo que se vaya a utilizar y no volver a congelar un producto. Las carnes y pescados se descongelan mejor a una temperatura de 5º o en el microondas. Para el resto de productos es preferible seguir la misma sistemática aunque muchos platos preparados permiten directamente su cocción.

Ya en los fogones, se recomienda cuantificar adecuadamente las raciones en atención a las cantidades aproximadas por comensal, ya que no es una buena práctica preparar sistemáticamente más comida de la necesaria a no ser que se tenga prevista su utilización.

Si sólo se utiliza parcialmente un producto, es conveniente guardar el resto en el propio envase comercial bien cerrado o en un envase hermético y en las condiciones de temperatura adecuadas.

Fuente: http://www.thinkeatsave.org/es/index.php/be-informed/cifras-y-datos y http://www.elcorreo.com/vizcaya/ocio/201303/25/consumo-como-colocar-comida-en-nevera-para-ahorrar.html


Conoce nuestro libro “Las 30 cosas sobre emprendimiento que nadie te enseñó en la universidad” Recuerda que puedes descargar el primer capítulo gratis del siguiente link: http://academiasostenibilidad.com/30-cosas-sobre-emprendimiento/

Seguimos adelante: AISO- Academia de Innovación para la Sostenibilidad

Nos pueden seguir en Facebook: AISO Facebook ;  Twitter: @AISO_Aca; LinkedIn: AISO LinkedIn; Youtube: AISO Youtube; Suscribirte a nuestro Boletín,  y claro, conocer nuestros cursos y empresa en nuestra página: http://academiasostenibilidad.com/

¿Ya conoces nuestro curso de Emprendimiento Sostenible?

¿Quieres aprender a construir Negocios Sostenibles?
En AISO tenemos como propósito ayudar a emprendedores y empresarios a crear empresas sostenibles, rentables y amigables con el medio ambiente. Descarga gratis nuestro pack de herramientas y comienza tu camino hacia la sostenibilidad.

Indícanos a dónde te enviamos la información:
*Respetamos tu privacidad

Autor:  Julio Andrés Rozo

13 años de experiencia en el sector de los negocios verdes y la sostenibilidad. Fundador de AISO Academia de Innovación para la Sostenibilidad. Columnista de Revista Dinero en el tema de economía verde.