El compostaje: una alternativa para la gestión de residuos

Reciclar el desperdicio de alimentos a través del compostaje, hacen de este un medio para devolverle a la tierra lo que se le ha quitado.  Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en el mundo el 28% de las tierras cultivadas se desperdician y 33% de los suelos se encuentran degradados.

El deterioro de los suelos y la explotación agrícola cada día es mayor como causa del crecimiento demográfico y la mayor producción de alimentos. Esto en efecto es uno de los causales que genera mayor impacto ambiental y presión sobre este recurso natural.

Devolverle la salud a los suelos, reducir el desperdicio de alimentos y disminuir la carga diaria de desechos enviada hacia los vertederos, es viable a través de la inversión en nuevas tecnologías para transformar los residuos en alternativas limpias como el compostaje.

El compostaje es un medio natural para el abono de la tierra, elaborado bajo un proceso controlado de putrefacción y descomposición de la materia orgánica. Esta herramienta al ser aplicada trae beneficios físicos, químicos y biológicos, mejorando la protección y productividad del suelos.

Físicamente, el compostaje: aumenta a capacidad de retención de humedad en la tierra, permite que penetre mejor el agua evitando que se generen inundaciones, fortalece el suelo reduciendo la erosión como efecto del viento y el agua, evita la evaporación del agua presente en el suelo, y regula la temperatura en condiciones favorables para el cultivo. Mejorar estas propiedades físicas permite aumentar la productividad de los suelos y facilitar la gestión agrícola para la siembra.

En términos  de aspectos químicos, el compostaje es una fuente de nutrientes  para el suelo (Nitrógeno, Fosforo, Potasio) y un medio para  mejorar la capacidad de intercambio catiónico en la tierra. Estas ventajas favorecen el rendimiento del cultivo, disminuyendo el uso de fertilizantes inorgánicos y  el consumo excesivo de agua, propio de esta actividad.

La materia orgánica presente en el compost, por su parte, es un medio para oxigenar los aumentar la actividad biológica con la presencia de microorganismos (bacterias y hongos) que degradan las sustancias nocivas y solubilizan los nutrientes para las plantas.

La transformación de desechos de alimentos a través del compostaje es una forma de mitigar el impacto a los suelos generados por el desperdicio de alimentos. Este medio le devuelve los nutrientes al suelo, reduce la cantidad de residuos enviados a vertederos y da la capacidad a la tierra de superar la crisis frente a los cambios climáticos, convirtiendo al compostaje en una alternativa económicamente viable para la productividad del suelo y la calidad de vida de los agricultores.

Por: Johanna Botero

¿Quieres aprender a construir Negocios Sostenibles?
En AISO tenemos como propósito ayudar a emprendedores y empresarios a crear empresas sostenibles, rentables y amigables con el medio ambiente. Descarga gratis nuestro pack de herramientas y comienza tu camino hacia la sostenibilidad.

Indícanos a dónde te enviamos la información:
*Respetamos tu privacidad

Autor:  Julio Andrés Rozo

13 años de experiencia en el sector de los negocios verdes y la sostenibilidad. Fundador de AISO Academia de Innovación para la Sostenibilidad. Columnista de Revista Dinero en el tema de economía verde.