El vocabulario prohibido de un emprendedor sostenible

El vocabulario prohibido de un emprendedor sostenible

Verbos como “quería, interesaría, me gustaría, podría” al igual que frases que reflejen incertidumbre como “de pronto, voy a ver” o peor aún, comentarios como “me puede colaborar” hacen parte del  vocabulario prohibido de un emprendedor a la hora de exponer su idea de negocio.

Según un artículo de la revista Forbes “Five reasons 8 out of 10 businesses fail1, un estudio realizado por Bloomberg para conocer los secretos de los emprendedores exitosos, concluyó que 8 de cada 10 nuevos negocios, fracasa a los 18 meses de iniciar. Con base en ello, el artículo destaca como una de las causas el hecho de no comunicar una idea de negocio de manera clara, concisa y convincente, siendo este último concepto un factor fuertemente influenciado por vocabulario empleado.

La forma de comunicar una idea de negocio es igual de valiosa que la idea en sí. Emplear las palabras adecuadas sin lugar a duda fortalece la comunicación y asegura la atención frente al potencial cliente. A continuación algunos ejemplos de las palabras o expresiones que no son tan estratégicas al comunicar su emprendimiento y algunas alternativas para sustituirlas.

 

Palabras prohibidas

Alternativa

Observación

“Quisiéramos tener una producción de XY”“Nuestra meta es tener una producción de XY en los próximos 3 meses”Querer es un verbo que denota poca acción. Definir un objetivo dentro de un marco temporal  compromete a su cumplimiento y da respaldo.
“Me gustaría proponerle un nuevo modelo de negocio…”“Proponemos  conversar con usted un nuevo modelo de negocio…”
“Estamos intentando empezar un nuevo sistema…”“Hemos diseñado un nuevo sistema que está en proceso de pilotaje…”Intentar es dar por hecho que no lo va a conseguir o que la incertidumbre es muy grande. Comunique la idea confirmando que está en proceso de evolución o que ya funciona.
Tal vez nosotros podríamos presentar la propuesta…”“La otra semana con seguridad confirmamos presentar nuestra propuesta”De afirmaciones que del claridad de tiempo, lugar entre otras.
“Quizás a usted le interesaría…”“Este proyecto a usted lo beneficiará en…”Exponga los beneficios de su idea de negocios, para apalancar una repuesta positiva de su potencial cliente.
“hemos cometido errores…”“con nuestra experiencia hemos tomado decisiones…”Cambiar las experiencias negativas por las lecciones aprendidas.
“De pronto el proyecto bajo condiciones climáticas puede cambiar…”“Nuestro proyecto está condicionado / determinado a…”,Comunicar las condiciones de las que el proyecto se encuentra sujeto demuestra el control de variables exógenas.
Necesitamos de su ayuda”“Con su experiencia y su aporte podemos…”Comunicar de la idea de negocio con el interés de generar una relación gana-gana entre ambas partes denota mayor vinculación entre las partes.
“Creeríamos que no existe ningún problema…”Permítanos identificar los riesgos y la otra semana se los comunicaremos”No tener la respuesta ante una situación es normal, sin embargo elimine la incertidumbre comprometiéndose a dar una respuesta en un tiempo definido.
“Me regala 5 minutos para…”“Deseamos conversar con usted acerca de nuestro proyecto, ¿cuando le es posible  atendernos?…”El patrón cultural de “regalar” es muy común en nuestro país. Su uso es letal cuando se habla con personas de otras culturas.
Yo puedo”“Nosotros podemos”Manifieste su idea incluyendo a un equipo de trabajo atrás independientemente de cuantos sean.

 

«30 Cosas Sobre Emprendimiento que Nadie me Enseñó en la Universidad»

Adicionalmente, tenga en cuenta que al comunicar un mensaje es importante “romper el hielo” a través de una corta conversación, al igual que tener claras las necesidades e intereses para acercarse más al cliente. Una vez se sienta cómodo inicie con claridad la exposición de su idea de negocio en un tiempo breve, con emotividad y haciendo uso del vocabulario adecuado.

En resumen, trasmitir una idea de negocio empleando las palabras correctas, elimina la incertidumbre, determina compromiso con el negocio, genera convicción acerca del tema y premia con seguridad el éxito del emprendimiento.

Este blog es parte de nuestro libro «30 cosas sobre emprendimiento que nadie me enseñó en la universidad»: http://academiasostenibilidad.com/30-cosas-sobre-emprendimiento/

Autores: Johanna Botero y Julio Andrés Rozo

 

 


1 Tomado de: http://www.forbes.com/sites/ericwagner/2013/09/12/five-reasons-8-out-of-10-businesses-fail/#40b4bf085e3c

 

 


Conoce nuestro libro “Las 30 cosas sobre emprendimiento que nadie te enseñó en la universidad” Recuerda que puedes descargar el primer capítulo gratis del siguiente link: http://academiasostenibilidad.com/30-cosas-sobre-emprendimiento/

Seguimos adelante: AISO- Academia de Innovación para la Sostenibilidad

Nos pueden seguir en Facebook: AISO Facebook ;  Twitter: @AISO_Aca; LinkedIn: AISO LinkedIn; Youtube: AISO Youtube; Suscribirte a nuestro Boletín,  y claro, conocer nuestros cursos y empresa en nuestra página: http://academiasostenibilidad.com/

¿Ya conoces nuestro curso de Finanzas Sostenibles?

¿Quieres aprender a construir Negocios Sostenibles?
En AISO tenemos como propósito ayudar a emprendedores y empresarios a crear empresas sostenibles, rentables y amigables con el medio ambiente. Descarga gratis nuestro pack de herramientas y comienza tu camino hacia la sostenibilidad.

Indícanos a dónde te enviamos la información:
*Respetamos tu privacidad

Autor:  Julio Andrés Rozo

13 años de experiencia en el sector de los negocios verdes y la sostenibilidad. Fundador de AISO Academia de Innovación para la Sostenibilidad. Columnista de Revista Dinero en el tema de economía verde.