Miedo al emprendimiento: carta para alentarlos

Cuando tenía 26 años pasó lo mejor que me pudo haber pasado en la vida, que me echaran del trabajo! Trabajaba en una empresa productora de rosas y claveles. Mi cargo, vender las flores de 5 fincas gigantes en el “corabastos” de Alemania y Holanda. Un día cometí un error y el resultado, miles de dólares en flores perdidas… El salario era el mejor para alguien que tenía 26 años. En 6 meses ya el 60% de mi futuro apartamento estaba pagado. Pero me echaron, y afortunadamente sucedió eso. Deshice el negocio del apartamento y tomé la decisión de hacer lo que quería, dejar de ser un autómata que compraba y vendía para hacer rico a otro, seguir mi sueño de aprender sobre medio ambiente. Superé mi miedo al emprendimiento.

Con ese dinero ingresé a la maestría en medio ambiente de la Nacional y me saqué un clavo, pues recién salido del colegio no pasé ni a la Javeriana, ni a los Andes, ni a la misma Nacional para estudiar biología, ni ecología… Ese 2007 fue mi “sabático”, me lo gocé y encontré otra pasión: el emprendimiento. Inicié una empresa TuPraktika que quebró posteriormente (intermediación de prácticas para estudiantes alemanes en Colombia). Otro totazo, pero qué diablos, si emprender fuese sencillo habrían 9 mil millones de emprendedores en el mundo.

PARA EMPRENDER..

Me di cuenta que no estaba preparado para emprender aún, no estaba maduro, no sabía una técnica y no tenía ni dinero, pero sobre todo, no tenía redes. De ahí apareció quien para mi es mi padre profesional, Michael, un alemán que creó este mounstro: www.scp-centre.org . Michael me ayudó a madurar en lo conceptual (consumo y producción sostenible), pero más importante, en lo procedimental,, en 7 años de trabajo con el, aprendí que lo que mata a América Latina no son las ganas por hacer cosas, sino la falta de decisión para ejecutarlas,, es el reflejo de todo: las mejores leyes, las políticas públicas más robustas, la mayor cantidad de emprendedores potenciales y empresas dinámicas, pero también la mayor cantidad de leyes violadas, de políticas públicas inoperantes, de “emprendedores” que se quedan en la idea y de empresas que a los seis meses cierran…Si, así somos lamentablemente.

Regreso a Colombia en 2013 un tanto más preparado pero con el miedo que tienen todos al comenzar: y ahora qué? me empleo? arriesgo? Llegué en mayo y esa semana tuve dos entrevistas para el puesto de gerente de sostenibilidad de dos grandes empresas en Colombia,, fue tentador, buen sueldo, cheque fijo y estabilidad. Pero no hubo click con ninguno de los dos futuros jefes. Es inevitable comparar, pero Michael no fue un jefe, es un mentor. Y pues que valga la anécdota para hacer una recomendación: uno no se emplea para una empresa, uno se emplea para una persona, analizar al futuro jefe/jefa es más importante que la marca de la empresa misma. En resumen, trabajar para alguien es totalmente válido, pero entonces que con quien se trabaje sea motivador y un aprendizaje! No por el cheque, que tristeza..

EL ESPEJO…

Coincidencialmente ese fin de semana subimos a tomar calimocho a la Calera con unos amigos de la universidad (donde hice el pregrado: finanzas en el Externado), y uno de ellos (con apartamento, comprando otro), fumando como un demonio me dice: “Rozo, estoy mamado en la oficina, pero es hijueputamente jodido desprenderse de un sueldo de $15 millones..),, este amigo (que tengo en FB y que estará leyendo este blog), me abrió los ojos y me dio la patadita para emprender. No quiero tener plata por tener, si llega, que no sea teniendo que pagar el precio de tener que levantarme emberracado porque tengo que ir a trabajar.

Comencé así http://cursos.academiasostenibilidad.com/ & academiasostenibilidad.com y pues era consciente en 2013 que el primer paso para emprender es amarrarse el cinturón como nunca, porque si no es del propio bolsillo de uno, esto no arranca, porque es o arrendar un apartamento, salir de rumba, restaurantes después del trabajo, o pagar salarios, insumos, etc.. Han sido dos años remando y seguimos remando,, de aceptar que a veces el salario de quienes trabajan con uno es mayor que el de uno mismo,, por ello para ir lográndolo se trata de administrar su propio ego….

Gracias a Juliana, Adriana, Karen, Sara, Vivianne, Javier, Lucas y Fernando  se han sumado y han arriesgado también. Ahora todos compartimos el mismo sueno,, y a  Jessica J., esta pasión por transformar el mundo que tienes me inspira! A Maria Elisa por estar en paralelo remando! y a mis amig@s Maria Paula, David , Camilo, Leo y Aura por estar ahí..y a mi hermana Sonia por ser la verdadera “ángel inversionista”!

Tomé la decisión y en últimas si fracasaba (o si llego a fracasar porque cabe la probabilidad), no importa, porque por lo menos no me quedo con la espinita de no haberlo intentado.

SUPEREN SU MIEDO AL EMPRENDIMIENTO

Emprender en Colombia es de paciencia y sobre todo de manejar la frustración. Nuestra cultura es dada a emocionarse, a prometer, a decir si cuando es no, y a dar respuestas ambiguas que uno queda como “al fin qué, le envío la propuesta o no?”. Mucha gente promete y no cumple; es el país de la ineficiencia y eso es lo que nos mata. Ideas buenas todas las que quieran, recursos, todos los que quieran, personas y organizaciones consecuentes con su palabra, pocas,, eh ahí el resultado de la ineficiencia Colombiana.

La vez pasada me escribe una emprendedora urgida por invitarme a un café y contarme su anécdota. Me encuentro con ella en el Juan Valdez de la 74 y llorando me dice “ya es la tercera vez que esta señora me cancela la cita y con lo emocionada que se veía en la conferencia en la que la conocí”. A todos: si no hay interés en algo, en lo que sea, desde un comienzo aprendamos a decir NO por favor, y si SI es SI, a mantenerlo!

Pero anécdotas como esta son simplemente un componente de este cuento, la gran mayoría de cosas son más positivas,, levantarse todos los días con ganas de hacer lo de uno, trabajar sin importar que es domingo o sábado,, todo es satisfacción. Y el dinero? pues si, a veces no hay porque no se vendió o porque si se vendió hay que reinvertirlo, etc.. pero más allá del dinero, sigo teniendo 34 como mi amigo del de la Calera y ahí vamos! ¡Ahora ya tenemos proyectos sólidos y eso nos alegra!

Me esperanza ver ejemplos, espejos que ya están uno o dos niveles más arriba que yo,, y como me dijo uno de ellos “si uno hace las cosas bien, el dinero llega”, y a ellos ya les llegó, si después de 4 y 5 años remando, pero llegó. Porque si, cuando la gente, las empresas, las organizaciones notan la pasión y el compromiso, los contratos llegan! Ellos saben que uno no los va a dejar botados y que el trabajo pulido será hecho. Lee también: Por qué los emprendedores Estadounidenses venden más que los Latinos: http://cursos.academiasostenibilidad.com/por-que-los-emprendedores-latinoamericanos-se-desinflan-tan-rapido-parte-1-de-3/

Me alegra que más amigos míos se estén arriesgando a seguir sus sueños y con seguridad comparten lo que aquí leen. Gracias a la vida que me echaron del trabajo a los 26! Bien, esto que escribo no es para ellos, sino para los 28 amigos de FB que tengo y que por inbox me dicen quiero pero no me atrevo! Amigos, pilas ahí, porque ya tenemos 28, 32, 34 y 35 años, que no se nos lleguen los 60 con 4 apartamentos cada uno pero totalmente frustrados!!

Gracias a tod@s por apoyar a AISO (Academia Sostenibilidad)

 

Conoce nuestro libro “Las 30 cosas sobre emprendimiento que nadie te enseñó en la universidad” Recuerda que puedes descargar el primer capítulo gratis del siguiente link: http://academiasostenibilidad.com/30-cosas-sobre-emprendimiento/

Seguimos adelante: AISO- Academia de Innovación para la Sostenibilidad​

Nos pueden seguir en Facebook: AISO Facebook ;  Twitter: @AISO_Aca; LinkedIn: AISO LinkedIn; Youtube: AISO Youtube; Suscribirte a nuestro Boletín,  y claro, conocer nuestros cursos y empresa en nuestra página: http://academiasostenibilidad.com/

¿Ya conoces nuestro curso de Emprendimiento Sostenible?

¿Quieres aprender a construir Negocios Sostenibles?
En AISO tenemos como propósito ayudar a emprendedores y empresarios a crear empresas sostenibles, rentables y amigables con el medio ambiente. Descarga gratis nuestro pack de herramientas y comienza tu camino hacia la sostenibilidad.

Indícanos a dónde te enviamos la información:
*Respetamos tu privacidad

Autor:  Julio Andrés Rozo

13 años de experiencia en el sector de los negocios verdes y la sostenibilidad. Fundador de AISO Academia de Innovación para la Sostenibilidad. Columnista de Revista Dinero en el tema de economía verde.