Emprendimiento Sostenible

¿Dónde están las ideas y cuáles son las herramientas?

Hoy en día muchas personas se sienten motivadas a involucrarse en el campo de la sostenibilidad. Ya sea que quieras ganar experiencia trabajando para alguna organización, o emprendiendo tu propio proyecto, hay numerosas oportunidades para comenzar a ser más activo y buscar la protección del medioambiente, pero también mejores oportunidades laborales y de generación de ingresos.

La sostenibilidad empieza a dejar de ser una alternativa para pasar a ser un deber y un compromiso de todos. Tres argumentos sustentan por qué ahora es el momento de pensar en emprender de manera sostenible:

  1. Los retos ambientales han aumentado y son más evidentes
  2. Las legislaciones empiezan a volverse más estrictas y llevan a los ciudadanos y a las empresas a adoptar medidas para ser más responsables con el medioambiente.
  3. Los consumidores más conscientes con lo que está sucediendo en nuestro entorno y se comportan de una manera más exigente con las empresas.

Debes tener en cuenta que las ideas de negocio más poderosas son aquellas que logran integrar estos tres elementos al mismo tiempo. Si hace falta alguno, la idea tiene potencial, pero puede que se muestre débil en alguna parte de su estrategia.

Así, dentro de este panorama, y a partir de estos tres fundamentos, te vamos a compartir algunas recomendaciones para lograr identificar oportunidades de negocio para crear emprendimientos sostenibles.

De retos ambientales a negocios sostenibles

Nuestros países tienen retos ambientales por todas partes. Por ejemplo, nosotros en AISO tuvimos la oportunidad de evidenciar el reto de la deforestación en la Amazonia colombiana, por medio de una caminata que hicimos de 378 km y que quedó registrada en este vídeo. Para nosotros, la lucha contra la deforestación se convirtió en una oportunidad de negocio. Ahora realizamos programas de capacitación con las comunidades locales para que aprendan a conservar su territorio, y también, hacemos proyectos de turismo educativo en la Amazonia para educar a las personas de las ciudades sobre el reto que tiene la Amazonia (Pronto: salida de campo “la experiencia amazónica”).

Vamos a utilizar este ejemplo (el nuestro), para compartirte los elementos que debes tener en cuenta para identificar oportunidades de negocio en el sector medioambiental. Para lograrlo, la mejor manera de lograrlo es atendiendo las siguientes recomendaciones:

  1. Identifica si hay un conflicto ambiental real: En nuestro caso, el reto es está dado por la pérdida de miles y miles de hectáreas de selva, la pérdida de la biodiversidad y la liberación de CO2 a la atmósfera debido a las quemas generadas para deforestar. Es evidente que aquí hay un reto ambiental real, tangible y perceptible.
  2. Evalúa un mapa de soluciones e identifica uno que sea realista: En el caso de la deforestación hay numerosas alternativas para contrarrestarla. Desde el desarrollo de sistemas agroforestales, proyectos de plantaciones de árboles y el mercado de carbono, transformación de sistemas productivos (ejemplo: ganadería), capacitación y turismo sostenible. Bueno, nosotros nos fuimos por las dos últimas alternativas y descartamos las otras. Eso es importante y necesario: aprender a descartar y enfocarse en un aspecto y no en muchos.
  3. Evalúa la escala y tu disponibilidad de recursos: Definir un alcance es importante para poder desarrollar una estrategia de negocio realista. En AISO soñamos con combatir la deforestación de toda la Amazonia, pero somos conscientes de que nuestras capacidades llegan hasta un punto limitado y abordan tan sólo algunos de los aspectos que explican este reto ambiental. Tener claro qué aspectos abordar y hasta dónde llegar, te va a permitir generar un mayor impacto que si quisieras abordar todo el reto. A veces es importante aterrizar la pasión por salvar el mundo y llevarlo a un ámbito del pragmatismo y la realidad. En nuestro libro “30 cosas sobre emprendimiento que nadie me enseñó en la universidad”, profundizamos en algunas recomendaciones al respecto, en 3 de sus 30 capítulos.

El poder de las legislaciones ambientales

Cuando las políticas públicas, las normas y las leyes aparecen, el mercado se mueve. Esta es una de las máximas del emprendimento. En nuestro caso, venimos hablando sobre negocios verdes y deforestación desde el año 2013. No obstante, en ese entonces el tema no era relevante para nadie, a pesar de que era evidente en la Amazonia. En cambio, en el año 2018, empieza a ser un tema importante para el gobierno y las entidades de cooperación internacional. Empiezan a aparecer leyes y normas y esto hace que las instituciones públicas y las empresas empiecen a tener más necesidades de capacitación para hacer las cosas mejor y con ello, evitar sanciones o multas. Aquí las oportunidades de negocio para nosotros se incrementan puesto que responden a esta necesidad.

Los consumidores son más conscientes y el mercado lo pide

Una de las reglas básicas del emprendimiento dice si hay demanda, hay oportunidad de negocio. Si existe un reto ambiental y existe una solución, pero no hay nadie dispuesto a pagar por ella para solucionar tal reto, pues sencillamente no hay negocio. Debes comprender y tomar tu decisión de emprendimiento en función de las oportunidades de desarrollo de mercados. No hacerlo, te llevará a cometer el mismo error que cometimos nosotros en el año 2013 en el cual desarrollamos varios instrumentos sobre sostenibilidad, pero desafortunadamente el mercado no estaba listo ni interesado en ese entonces. Hoy es otro cuento y por eso estamos haciendo lo que hacemos, pero en aquel entonces, el panorama era diferente.

Bueno, estas eran las recomendaciones para lograr identificar oportunidades de negocios verdes y sostenibles. Muy pronto podrás acceder al kit completo en donde compartiremos herramientas y estrategias para materializar estas oportunidades para desarrollar tu emprendimiento sostenible.