Crecer Empresa

¿A qué emprendedor no le gustaría que el mago de la lámpara de Aladino apareciera repentinamente para que le concediera el deseo de ver su idea de negocio consolidada y más importante aún, dando resultados? Si te sientes identificado con esto, lamento decirte que es poco probable que Aladino y su lámpara te ayuden con aquello que deseas. Sin embargo, la buena noticia es que para lograr lo que buscas no es necesario de magos ni de nada extraordinario, solo basta con aprender de aquellos que pasaron por la misma situación y superaron la prueba.

Por esa razón, para que evites nuevos tropiezos y aprendas a maniobrar el día a día de un emprendedor, compartimos contigo los 5 elementos que diferencian los negocios que se quedaron en el purgatorio de aquellos que avanzaron hasta lograr los resultados que buscaban. Así que alístate, toma nota de los factores de éxito que a continuación te vamos a compartir.

El secreto guardado: ayudarle al otro a vender

Para ti y para nosotros es claro que el principal objetivo de todo emprendimiento es vender. Una idea de negocio (por más altruista que sea) no es viable, si como mínimo ella misma no genera los ingresos necesarios para cubrir los costos de su operación.

Ahora bien, vender tiene su ciencia. Aunque la tarea puede ser sencilla (ofrecer al cliente los productos y servicios que comercializas), existen otras formas que pueden apalancar esta labor comercial. Una de ellas es ayudarle a vender a alguien más. No suena muy lógico, pero en la medida que ayudas a otros (llamémoslo aliado) a crecer, verás que tu negocio verde o emprendimiento también lo hará. Por ejemplo, si estás en el sector del turismo prestando servicios de deportes extremos sobre un caudaloso río, podrías pensar en ofrecer otras opciones a tus clientes para que mejoren la experiencia, como por ejemplo, recomendaciones de hospedaje, restaurante, bares etc. Este simple hecho de hacer que a tu aliado le vaya bien puede significar nuevos clientes y mayores ventas para ti. ¡Inténtalo!

Pronto podrás acceder y descargar la caja de herramientas de marketing sostenible de AISO.

La columna vertebral del negocio: los socios

Muchas de los temas que más inquieta a los emprendedores tiene que ver con los conflictos, diferencias, malos entendidos, etc. que se tienen con los socios y/o colaboradores. Este no es un tema menor, pues en gran medida las personas que nos acompañan en este camino se convierten en un factor determinante para el éxito de un emprendimiento.

Tener un equipo de trabajo sólido y alineado toma tiempo, esfuerzo, pero sobre todo, mucha paciencia. Es importante que antes de asociarte o hacer crecer tu equipo con nuevos colaboradores, tengas claro el para qué los necesita (es decir que aporte tienen ellos) y en dónde los necesita (cuál sería su función). Esto parece obvio, pero en realidad lo que muchas veces sucede es que los emprendimientos se convierten en una escuela de toderos (tema que es entendible que en ocasiones debe pasar) ignorado de pronto las aspiraciones, deseos y expectativas que tiene el resto del equipo.

La mejor recomendación es que organices una sesión extraordinaria con tus socios y colegas, donde puedan hablar abiertamente de todos los temas y se lleguen acuerdos entre unos y otros. Unos minutos de diálogo y una comunicación asertiva sin duda puede poner en beneficio los planes a futuro de tu negocio.

Comunicación para abordar tu mercado

Quienes hemos analizado las dinámicas de mercado, hemos visto que los comportamientos de consumo han venido cambiando. Antes las personas compraban sin que esto representará un mayor esfuerzo de la empresa o el emprendedor. Hoy a raíz de la masificación y la diversificación de bienes y servicios, el empresario debe hacer todo lo que esté a su alcance para hacerse notar entre la multitud, posteriormente vender y de manera continua lograr fidelizar a ese cliente.

Así mismo, otro aspecto a tener en cuenta del consumidor contemporáneo es su selectividad al momento de comprar. Ya no solo se trata del precio que está dispuesto a pagar sino de analizar los beneficios adicionales que ese producto o servicio le va a proporcionar.

Con estos dos sencillos flashes que nos da el mercado, una buena recomendación es optar por sobresalir a través de la comunicación. Es decir, saber transmitir lo que ofreces y lo que eso puede significar para tu cliente, puede cambiar un NO a un SI repetidas veces. Por eso, ponte la tarea de aprender a comunicar de manera clara, asertiva e inspiradora para superar la prueba de la competencia con tu emprendimiento.

Que no falte la marca

Si pensamos un momento, ¿cuál creerías que sería la probabilidad de éxito de Apple si lanza una nueva línea de dispositivos electrónicos al mercado? Seguramente al igual que nosotros, crees que la posibilidades que Apple tenga éxito son bastantes altas. Pero esto, ¿a qué se debe?

Pues bien, si te fijas puedes notar que el trabajo de Apple no solo se ha enfocado en innovar sino en identificarse con una serie de atributos (por ejemplo, exclusividad, garantía universal, agilidad) para que más consumidores los prefieran independientemente del costo que deban pagar. Es por eso que cada nuevo lanzamiento de Apple es un éxito, logrando así mayor posicionamiento de esta empresa cuyo valor ya supera el billón de dólares.

Construir marca toma mucho tiempo, sin embargo, si de resultados se trata, la marca es un aliado imprescindible si quieres que tu negocio continúe creciendo y replicándose de manera sostenida. En nuestras charlas con los emprendedores cuando abordamos este tema, siempre les pedimos que identifiquen aquellos valores que los caracteriza y sobre todo los diferencia. Este ejercicio es super poderoso para que tanto los clientes, como los colaboradores resalten el valor de la marca y finalmente la elijan. Por ejemplo, en AISO nos identificamos por la excelencia, la puntualidad y el buen sentido del humor. En su caso, ¿por qué quiere ser recordado?

La marca es un atributo de tu reputación, de cómo te ven, con quién te relacionan o vinculan, de cómo te percibe tu audiencia. Por ejemplo, desde que nuestro colega Julio Andrés comenzó a escribir en la Revista Dinero, la fuerza de nuestro mensaje como empresa aumentó. Tener el respaldo de un medio de comunicación reconocido nos ha permitido mejorar en reputación y marca.

Pronto podrás acceder y descargar el kit de desarrollo y posicionamiento de marca de AISO

La tendencia por excelencia

Desde que nacimos como empresa nos hemos puesto la tarea de conocer y analizar muy bien los planes que tiene el país en materia de negocios y desarrollo. En ese sentido, hemos visto cómo de manera progresiva los objetivos de cada gobierno han ido ganando fuerza en el campo de la sostenibilidad ambiental y se han ido incorporando dentro de la cultura empresarial del país.

La sostenibilidad o el desarrollo sostenible más que una tendencia es una oportunidad para crear nuevos negocios y expandirse a nuevos mercados que antes no habían sido considerados. Por ejemplo, la innovación y articulación de la industria del reciclaje ha permitido que se generen $658 millones anuales según el Estudio Nacional del Reciclaje del 2011. Un sector que no solo aporta a la economía y la generación de empleo, sino que reactiva otros clústers profesionales como el diseño, la ingeniería, la arquitectura, entre otras.

Invertir hoy en sostenibilidad es una forma de volverse más competitivo en el mundo empresarial. Los mercados internacionales cada día son más exigentes y nuestros emprendimientos deben estar a la vanguardia a través de la innovación de nuevos productos que mitiguen los problemas ambientales y optimicen el uso de recursos no renovables.

Pon en acción estas 5 recomendaciones que te damos y verás cómo de manera mágica empiezas a ver resultados en tu emprendimiento. Si quieres saber con más detalle de las recomendaciones que damos para emprendedores y negocios verdes, síguenos en nuestras redes sociales y nuestra página web para que estés enterado de todo lo que tenemos para ti.